miércoles, 25 de mayo de 2011

¿SABEN NUESTROS ALUMNOS QUÉ, CUÁNTO Y CÓMO LES EVALUAMOS?

Procedencia de la imagen
Esa pregunta me hice hace unos meses cuando, a mitades del primer trimestre, me di cuenta de que mis alumnos de 1º y 2º de ESO me preguntaban casi semanalmente cuál era el porcentaje de la nota de exámenes en la calificación final, qué nota les había puesto en las tareas (en Navarra no se utiliza la palabra deberes) o en preguntas de clase, o cuántos trabajos habían realizado ya a lo largo del trimestre. 
A principio de curso los miembros del Departamento de Lengua nos reunimos para acordar y fijar los criterios de calificación de cada curso. Una vez redactada la programación didáctica de cada uno, diseñamos una hoja trimestral para el alumnado en el que se indican los materiales necesarios para la asignatura, los contenidos del trimestre y los criterios de evaluación que se van a aplicar. El documento (una cara de folio con pinceladas bastante generales) se entrega a los alumnos al comienzo de cada trimestre, y habitualmente queda olvidada en una carpeta o en casa. 
Y esto acarreaba una serie de consecuencias:
  • - Los alumnos no recordaban cuántos apartados se valoran en la nota final, cuál es el porcentaje de cada uno y qué nota mínima deben obtener en cada apartado para promediar. 
  • - Algunos alumnos olvidaban las notas que habían sacado en cada examen.
  • - Desconocían las anotaciones que yo hacía sobre su trabajo diario y sus tareas.
Observando esto e intentando subsanar las deficiencias que encontraba en la hoja trimestral, elaboré una serie de documentos para entregar al alumnado:

1. Hoja de Registro Personal de Notas: en ella se reflejan los diferentes criterios de calificación con sus porcentajes correspondientes. Los alumnos apuntan en ella las calificaciones que van obteniendo, y cada 15 días les indico las notas obtenidas en las chiquitareas (anotaciones que realizo sobre su trabajo en el aula, preguntas en clase y pequeñas tareas diarias). Los objetivos del Registro Personal de Notas son:
  • - Asegurar que el alumno conoce las calificaciones que está obteniendo en cada apartado, así como el porcentaje de cada uno de ellos en la nota final.
  • - Proporcionar al alumno un instrumento para valorar su progresión en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  • - Hacer al alumno copartícipe de su evaluación, ya que son ellos mismos los que computan su nota final mediante el cálculo de porcentajes y la suma total. 


2. Materiales para la asignatura y pautas de organización del cuaderno de clase: puesto que uno de los instrumentos de calificación es el cuaderno de la asignatura (se computa como dos chiquitareas), me pareció adecuado indicar de manera pautada cómo debía estar organizado y diseñado. Aproveché el documento para señalar los materiales necesarios para la asignatura. Dedicamos una hora al comienzo de curso para revisar todo el material, confeccionar el cuaderno de la asignatura y diseñar las portadas. 

MATERIALES PARA LA ASIGNATURA Y PAUTAS PARA LA ORGANIZACIÓN DEL CUADERNO DE CLASE

3. Plantilla para la revisión del bloc de anillas de la asignatura: dos veces por trimestre los alumnos, por parejas, realizan una coevaluación del bloc de la asignatura. Cada uno entrega su bloc al compañero, que será quien rellene los ítems de la plantilla. 

PLANTILLA PARA LA REVISIÓN DEL BLOC DE ANILLAS

4. Hoja de control para las propuestas de escritura: como realizamos varias propuestas de escritura por trimestre, se hacía necesario que los alumnos tuvieran claro desde el principio las consignas que debían seguir para cada una de ellas.

Hoja de Control Para Las Propuestas de Escritura

Según una encuesta de valoración que les entregué hace unos días, los documentos importantes (como les llamamos nosotros) les han ayudado a saber cómo y cuánto les evalúo, a no despistarse en los estudios (algunos le ven las orejas al lobo cuando observan, todas juntas, sus calificaciones) y a reflexionar sobre su progreso en la asignatura. 

17 comentarios:

  • Maru (marudomenech@gmail.com) dijo...

    Muy bien organizado. Para ellos es muy importante saber cómo les vamos a evaluar y el qué. Nosotros a principio de curso les damos una hoja con toda la información (veo que coincidimos bastante), pero nos pasa lo mismo que a ti, que solo se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena, es decir, al final de cada evaluación. Yo intento recordárselo cada vez y que peguen la hoja en el cuaderno, porque ellos agradecen que tú seas claro porque todos sabemos que hay compañeros que cambian los criterios según su conveniencia y en fin... ya sabemos todos lo que pasa.
    Tomaré nota de tus criterios de evaluación.

    Inés dijo...

    Me parece esencial que los alumnos sepan qué y cómo se les evalúa y por la breve experiencia que tengo, veo que hay centros en los que esos criterios no están claros ni siquiera para los miembros del departamento.
    Me gusta mucho cómo lo has organizado y tomo nota de tus propuestas. Es una gran suerte que compartas tu trabajo en la red. Cada día aprendo más contigo.¡Gracias!

    Antonio dijo...

    Todo un ejercicio de reflexión sobre la evaluación. Ojalá yo fuese tan sistemático :-)

    Ana dijo...

    Coincido totalmente contigo Silvia!! Es absolutamente necesario que sepan que se evalúa, que tienen que saber, que tienen que saber hacer, que objetivos deben conseguir al final de la unidad, tema, trimestre o como queramos llamarlo. Yo ese año he iniciado algo parecido con mis alumnos. Todos tienen una cuenta de Gmail en la que he colocado un doc compartido con ellos para que vean como van, tareas, trabajos, que les falta por entregar, fechas tope, observaciones ect, es decir el seguimiento que hace la profe y otro doc individual para que les sirva de registro y de autocontrol a ellos sobre su autoevaluación personal. Ha sido un inicio que creo mejoraré el próximo curso.
    Gracias por compartir tus reflexiones y los documentos, me ayudarán en la evaluación para el próximo curso.
    Un abrazo

    Lamunix dijo...

    Me encanta Silvia, qué organización!
    Yo uso muchos las matrices de evaluación para evaluar los trabajos, les doy antes de mandar el trabajo qué valoro. Te envío la dirección en la que las confecciono por si te resulta útil:
    http://rubistar.4teachers.org/index.php

    Silvia Gongo dijo...

    Maru, yo también les hacía pegar la hoja en el cuaderno, pero daba igual, porque no la consultaban y a veces ni siquiera entendían lo que ponía (he visto hojas trimestrales con un lenguaje complicadísimo... ¡en 1º de ESO).

    Inés, tienes razón, a veces ni entre los profesores están claros, o no quieren tenerlos, no lo sé. He visto cada cosa...

    Antonio, yo no soy nada sistemática, más bien caótica e irregular, pero para algunas cosas me he obligado a serlo y creo que los alumnos buscan también ese seguimiento sistemático, les da seguridad.

    Ana, muy interesante tu idea de hacerlo a través de un Google Doc. En mi caso, hoy por hoy sería imposible, pues no podemos tener acceso a Internet siempre que queremos, y lo que me interesa es que ellos puedan hacer anotaciones y consultarlas en todo momento. Quizá cuando nos pongan ordenadores en el aula...

    Silvia Gongo dijo...

    Lamunix, conocía la aplicación pero nunca la he utilizado (¡lo olvido siempre!). Lo probaré estos días, a ver qué sale, y si me convence la tendré en cuenta para el año que viene, ¡gracias por la sugerencia!

    Alberto G. dijo...

    ¡Cuánta organización! Ya quisiera yo ser tan sistemático. Los míos conocen los porcentajes, a mitad de evaluación suelo decirles cómo van y al final les explico lo que han hecho bien, lo que deben mejorar... de forma individualizada. Pero es verdad que, sobre todo en los primeros cursos, hay que guiarlos mucho y también ellos deben ser sistemáticos. De nuevo gracias por compartir tu experiencia, Silvia.

    Lu dijo...

    En nuestro caso, tenemos también los criterios generales, pero como trabajamos por secuencias didácticas, al comienzo de cada una, les damos la pauta de evaluación detallada.
    Con la implantación de la Escuela 2.0, hemos tenido que revisar bastante los documentos.

    eduideas dijo...

    Sin duda es fundamental recordarles los criterios de evaluación y hacerles responsables de su aprendizaje

    Virginia dijo...

    Estoy de acuerdo con vosotros en que tienen que saber qué, cómo y cuándo se les evalúa, y en ese sentido, Silvia, tu sistematización me parece impresionante. Pero, por otro lado, no sé hasta qué punto les ayudamos a ser autónomos. ¿No tendrían que ir responsabilizándose cada uno de su trabajo e ir anotando las notas que van sacando para hacer una especie de autoevaluación? Es un tema un tanto complejo. Ayudarles, sí, pero ¿hasta qué punto hay que darles todo mascado si pretendemos que aprendan a valerse por sí mismos? No sé, es algo que me planteo siempre.

    Carlota Bloom dijo...

    Pues, si no lo saben, ¡deberían saberlo! Esta que propones es una excelente forma, aunque, como Virginia, me pregunto hasta qué punto debemos facilitarles tanto la tarea, precisamente por la cuestión de fomentar la autonomía. Creo que debemos dirigirles el trabajo hasta cierto punto, si no, siempre están a la espera de instrucciones. Yo les doy una copia de los criterios de calificación (aunque la pinchamos en clase y está en el corcho del Departamento, a la vista de todos, o les pido que los copien y los coloquen en el cuaderno, en un lugar en que deban consultarlos a menudo. He pasado por varias fases: la de pedir un tipo de cuaderno en concreto (me gusta, como a ti, que diferencien en el cuaderno diferentes apartados), la de dejarles a su aire, y no puedo decir que haya obtenido mejores o peores resultados con uno o con otro, depende del grupo. Sí me gusta darles matrices de autoevaluación de forma regular (para evaluar un examen, el trabajo del trimestre, una actividad puntual, etc.) y eso sí he visto que les hace abrir los ojos sobre qué aspectos deben mejorar. También les hago autocorregirse las redacciones, y debo decir que siempre lo había hecho de forma asistemática, hasta que vi el tuyo y el de Lu y me decidí a asentarlo más formalmente. Este año he hecho una plantilla para corregir el cuaderno inspirada en una que comentó una vez Héctor Monteagudo, de "Aguja de marear". (Cuánto aprendemos.) Un abrazo, ideadora infatigable.

    Silvia Gongo dijo...

    Alberto, como dices creo que en los primeros cursos de la ESO es fundamental guiarles un poco en este proceso. Son tantos y tan variados los criterios de calificación que utilizamos ahora en la evaluación, y tan diferentes de lo que se hace en primaria, que les encuentro perdidos y sin tener muy claro el qué, el cuánto y el cómo.

    Lu, en mi instituto lo de las secuencias didácticas suena a chino. Ojalá se llegara a eso, para mí es la forma más adecuada de estructurar los contenidos de manera coherente.

    Eduideas, gracias por tu visita y tu aportación.

    Silvia Gongo dijo...

    Virginia, Carlota, estos documentos sobre la evaluación sólo los utilizo con primer ciclo de secundaria. También yo creo que es necesario potenciar la autonomía en los chavales, la cuestión es que creo que en los primeros cursos hay que guiarles un poquito más para que vayan viendo el progreso que hacen en la asignatura y para que vayan siendo conscientes de sus notas. Cuando llegan al instituto procedentes del cole de primaria están perdidos con tantas optativas, cambios de clase, profesores, criterios diferentes en cada asignatura... La autonomía la aplicamos cuando, con los datos recogidos, ellos mismos calculan los porcentajes de cada apartado y la nota final que tendrán en la evaluación.

    Sobre las consignas que deben seguir en la organización del cuaderno de la asignatura, mi intención es que, tras dos años (1º y 2º) siguiendo una serie de pautas, en 3º sean ya capaces de organizar perfectamente un cuaderno y saber cómo tienen que entregar los trabajos.

    Pero como decís, difícil saber hasta qué punto debemos guiarles o darles la iniciativa para que sean ellos mismos los que se responsabilicen.

    José Luis Lomas dijo...

    Madre mía, Silvia. ¡Cómo te lo curras!

    La profe Lili dijo...

    Te felicito por tu blog, a mí también me pasaba lo mismo con mis muchachos, hasta que al darles el plan de evaluación coloqué un cuadro más para que ellos fueran colocando las calificaciones obtenidas en sus cuadernos en el mismo plan de evaluación que copiaron al empezar el lapso escolar. Saludos desde Venezuela. La profe Lili.

    Posdata: Mi blog es http://conlaprofelili.blogspot.com/.

    Anónimo dijo...

    ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito el idioma portugués y el idioma amazónico aborigen con las adjudicaciones gramaticales de mis avatares culminantes.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.