lunes, 8 de marzo de 2010

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

Hoy celebramos el Día de la Mujer, y desde Lengüetazos Literarios queremos rendir un homenaje a Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, nacida en México en 1651, religiosa católica, poetisa y dramaturga, cuya obra adquirió tanta importancia que adquirió los sobrenombres de El Fénix de América y La décima Musa.


Sus escritos revelan un pensamiento adelantado a su época, ya que critica las limitaciones a que se veían sometidas las mujeres, lo que constituye un precedente del feminismo. En 1974 se le concedió a Sor Juana Inés de la Cruz el título de Primera Feminista de América, por la defensa de la mujer que queda plasmada en su obra. En la actualidad las feministas intentan reivindicar su figura.


Aquí dejo una redondilla de la autora, donde se critica la incoherencia masculina en su trato con la mujer, acusándolas a ellas de lo que en realidad es causado por el hombre.



Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:
si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.
Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco,
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.
¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.
Opinión, ninguna gana;
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.
¿pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.
Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?
¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.
Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.

Para saber más sobre la mujer en la literatura, consulta los homenajes que se están realizando hoy desde diferentes blogs:

El reino de Trapisonda: mujeres

En ocasiones leo libros: María Lejárraga

Re(paso) de lengua: Siempre la mujer

Bloggeando: Princesas de ayer y de hoy

Bibloranca: Las mujeres que leen son peligrosas

Leer.es: Escritoras en los monográficos del CVC

Bibloranca: Las mujeres que escriben también son peligrosas

Tres Tizas: Marisol Antolín: sin límites

6 comentarios:

  • Carlota Bloom dijo...

    Homenaje merecido a sor Juana. Y muy oportuna tu síntesis (gracias por lo que toca):así no se nos escapa nada. Un beso.

    BIBLOS dijo...

    Muy oportunas estas redondillas. Sin duda, la Décima Musa se merece el homenaje. Gracias por los enlaces. Saludos.

    Silvia González Goñi dijo...

    Gracias a vosotrAs. Hoy la blogosfera huele a mujer ;)

    Trapisonda dijo...

    Qué certera poeta esta Juana de la Cruz. Siempre me han divertido un montón estos versos y cada vez que los releo no deja de asombrarme su extraordinaria lucidez y su absoluta modernidad.
    Una estupenda idea esta de traerlos a colación...

    Silvia González Goñi dijo...

    Cierto, Trapisonda, en eso consisten los buenos escritores (y escritoras): en que sus obras sigan siendo actuales siglos después de ser escritas.

    blogge@ndo dijo...

    Gracias por tus referencias y por todo el trabajo que pones a disposición de todos.