viernes, 27 de noviembre de 2009

RESPUESTAS A BÉCQUER

La semana pasada hicimos en clase una sesión de escritura creativa basada en la propuesta de Materiales de lengua. Con música relajante de fondo (ya conocemos la importancia de la concentración para escribir) os propuse redactar un texto al estilo del de Benedetti que tuviese como base algún aspecto estudiado de Bécquer (su vida, sus poemas, sus leyendas). . A continuación podéis leer algunos ejemplos originales y creativos escritos por vuestros compañeros

Artículo de una revista para adolescentes.

¿QUÉ HACER PARA QUE ELLA SE FIJE EN TI?


¿La chica que te gusta no te hace ni caso? ¿No te mira, ni te habla? ¿Hace como si no existieras? Si has contestado a estas preguntas, sigue leyendo y apunta los consejos que te damos en Adolescente desubicado:


  • Apúntate al gym. A las chicas nos gustan los chicos con unos buenos bíceps y abdominales cual tabla de planchar.
  • Cambia de look. Gustavo, ese bigotillo no te favorece nada. Es hora de un cambio de imagen radical. Respecto al peinado, puedes optar por hacerte una cresta y ser el más moderno del insti.
  • Pídele su móvil. Hay que modernizarse. Siempre puedes llamarle con la excusa de que pensabas que ella te había llamado antes.
  • Queda con ella. Le puedes proponer una tarde de estudio en tu casa porque no entiendes las matemáticas, ya que eres un hombre de letras.
  • Deja de escribir poemas. Está súper out. A la chica de tus sueños le gustan los chicos malos, así que déjate de rimas. Por supuesto, ni se te ocurra ir de madrugada a su casa para tirarle piedrecillas por la ventana. Eso no le molará nada.
Paula Ollo, 4ºB





CARTA A LOS REYES MAGOS DE ORIENTE

Mis queridos Reyes Magos de Oriente:


Soy Gustavo Adolfo Bécquer, he estado esperando mucho este momento. Durante este año he sido bueno básicamente porque no he tenido tiempo de ser malo, ya que me he pasado todos los minutos de cada hora y todas las horas de cada día escribiendo poemas y buscando a las chica que me amó. Así que si no os importa, me gustaría que me trajerais:
  • Unos ojos a los que poder mirar cada mañana.
  • Unas orejas a las que poder contar mis penas.
  • Unos labios a los que poder besar cada día.
Con respecto a lo de los ojos, si pueden ser azules mucho mejor, como dije en una de mis poesías: "Tu pupila azul".
Esto es todo lo que pido. Aunque si os parece mucho, también me conformaría con que me trajerais a la mujer que estoy buscando, a la mujer que siempre he amado.
Le saluda atentamente.
Adrián Echeverri, 4ºA




RADIOGRAFÍA DE MI TIEMPO


Querido amigo Bécquer, las golondrinas tampoco vienen a mi ventana, aunque no por el mismo motivo que el tuyo; en mi caso no vuelven ni vendrán porque al lado de mi casa han puesto una central. Esta central emite unos gases contaminantes que hacen emigrar a estas hacia el norte, y se les quiten las ganas de volver a esta sucia ventana.

No vienen tampoco porque ya nadie las alimenta de pan, ni agua: tiempos de crisis y subidas de impuestos a las rentas bajas, políticas y leyes que aumentan la pobreza y aumentan también el bolsillo de los empresarios más capitalistas.
En definitiva: las golondrinas me han abandonado porque no tienen oxígeno para respirar, ni pan para comer.
Tú viste golondrinas; mis hijos, lo dudo. No te gustaría vivir en mi bloque ni en mi país porque no morirías de tuberculosis, sino de desesperación.
Saludos revolucionarios.
Mario Allué, 4ºA

Casa de Bécquer
Avenida Zaragoza, 12
28002 Madrid

Javier Calvo
Av. Príncipe de Viana, 4, 3ºI
31400 Sangüesa (Navarra)




Sangüesa, 26 de noviembre de 1854
Querido Bécquer:
¿Para qué dejas que el orgullo domine sobre los sentimientos? No estoy de acuerdo con tu forma de ser, querido amigo. Los sentimientos se deben explayar y tienes que mostrar lo que tu corazón siente por esa persona; no puedes dejar de perdonar por el orgullo.
Las frases no deben expirar como un papel en el aire, sino salir de tu boca y llegar al oído de la persona a la que amas, puesto que ella tampoco muestra sus sentimientos al no querer derramar sus lágrimas por ti; tienes que hacerle ver tus pensamientos acerca de ella.
Vuestro amor tiene que ser como un sendero para los dos; un camino, en el que tenéis que andar y dejaros llevar por vuestro sentimientos mutuamente, pensando solo en vuestro amor, sin que el orgullo prevalezca.
Señor Bécquer, no solo puede hacer ver sus sentimientos y pensamientos acerca de una muchacha o del amor a través de la poesía, a la mayoría de sus lectores y amigos (incluido yo), nos parecerán bonitas y elegantes sus poesías; pero en mi opinión, tiene que hacer ver a su querida amada lo que su corazón piensa de ella:
Bécquer, querido amigo,
deja de expresarte con lexemas,
y empieza a ser testigo
de que en el amor
no solo valen los poemas


Por último, te invito a ti, a tu amada y a vuestro "camino", a que acudáis a mi terapia para parejas. Por favor, da el paso y ven. ¡Ah! y de lo que pase en la consulta, nada de escribirlo en forma de poesía sentimental, ¿de acuerdo?

Bueno, querido amigo, me despido.

Un saludo,

Javier Calvo, 4ºB

5 comentarios:

  • nora bouyanzari dijo...

    muy buenos !!

    Carlota Rubio dijo...

    ¡Muy buenos!
    Aunque el que mas me ha gustasdo ha sido el de Paula, me parece muy gracioso.

    Xabier Alamán dijo...

    Buenísimos, pero el que más me ha gustado ha sido el de Mario. Un saludo.

    edurne oses dijo...

    geniales!!!aunque también el que más me ha gustado ha sido el de mario

    Marta dijo...

    Estimada Silvia:

    esta actividad me parece estupenda pero no encuentro el texto de Benedetti al que haces referencia. ¿Me podrías decir cómo se titula o dónde enconrtarlo?

    Gracias.